domingo, 9 de marzo de 2008

Elecciones concurrentes



Las últimas dos elecciones, la federal del 2006 y la local del 2007, han dejado un rico aprendizaje para perfeccionar la legislación electoral y, en consecuencia, instituciones y prácticas democráticas en Aguascalientes.Uno de los cambios sugeridos es que se cambien los calendarios electorales para que se tengan elecciones concurrentes. Este tipo de elecciones es una modalidad en la que los procesos electorales para elegir a candidatos para diferentes cargos, y sobre todo para diferentes órdenes de gobierno, empaten en una misma fecha del calendario electoral. Para el caso mexicano hay una concurrencia a nivel federal, pues la elección de presidente de la república se celebra junto con la elección de diputados y senadores.

Para el caso Aguascalientes existe una situación similar, las elecciones concurrentes sólo se tienen cada seis años cuando se elige al gobernador del estado junto con los 11 ayuntamientos y los legisladores locales. Actualmente se está planteando que se debe hacer un empate de las elecciones locales con las federales, para así tener elecciones concurrentes al cien por ciento.

¿Cuáles son los pros y los contras de una reforma de este tipo? Una de las ventajas que se ha expuesto es que se ahorra en recursos porque todas las campañas electorales se llevaran en un mismo periodo, y que eso genera un ahorro en gastos de campaña y en organización electoral. Esto es falso, el que las elecciones concurran en una misma fecha no significa que un partido político en lugar de realizar seis campañas electorales haga el gasto de sólo una. En otras palabras, se tiene que hacer campaña para posicionar a cada candidato para el puesto para el cual se quiere que sea electo. Y por el otro lado, tampoco se ahorra en organización electoral, el instituto federal y el local tendrán que gastar e invertir los mismos recursos de siempre para que el día de la elección el ciudadano encuentre instaladas casillas para votar por los puestos de elección federal y local, es imposible poner una sola mesa directiva que administre la recepción de ambos órdenes de gobierno.

La gran ventaja de las elecciones concurrentes es que genera para la vida pública un mayor tiempo de tranquilidad política, pues al tener elecciones exclusivamente cada tres años ofrece un periodo considerable para que los actores políticos, particularmente los gobernantes, se concentren en sus obligaciones sin calcular tanto las consecuencias electorales de sus actos, pues siempre se antepone la carrera política y la estrategia electoral del partido ante cambios y acciones importantes para la sociedad.

En esta tesitura, el esquema de elecciones que tenemos en Aguascalientes nos hace tener un año de respiro por dos continuos de lucha política: este año es de respiro (?); 2009, elecciones federales para diputados; 2010, elecciones para todos los cargos locales. Y así sucesivamente. De igual forma, tampoco nada garantiza que en año no electoral no se tengan conflictos políticos graves que distraigan a los gobernantes de las ocupaciones para las cuales fueron electos, pero a lo menos hay un terreno menos enrarecido por cálculos de poder para actuar responsablemente.

Un elemento democrático que siempre es sacrificado en año electoral son los acuerdos y pactos entre partidos políticos para hacer reformas importantes.Otro elemento que se pone en contra de celebrar las elecciones concurrentes en Aguascalientes, y en cualquier estado de la república, es que existe el riesgo latente de que la campaña presidencial distraiga la atención hacia las otras candidaturas que no gozan de la «importancia» política de los grandes cargos. Aunque cabe señalar que esto ya pasa en las elecciones concurrentes actuales para gobernador, la atención de los medios y del público se centra en quién será el próximo gobernador y se deja prácticamente en el olvido las candidaturas para diputado y ayuntamientos (principalmente de los municipios del interior). Este fenómeno deriva en que hay un voto de arrastre de la principal figura, es decir, que si a una persona le convence el candidato a la presidencia de la república del partido «x», todos los demás puestos a elegir los votará por los candidatos del mismo partido, sin tener mayor información de ellos.

Este último fenómeno es relativo, pues cada vez más ciudadanos están adquiriendo un comportamiento electoral que los llevan a la práctica de un voto razonado e informado que concluye en el llamado voto diferenciado. A nivel constitucional ya se ha llevado un reforma importante en la concurrencia de las elecciones, se ha homologado para todos los entidades de la república mexicana una sola fecha para celebrar elecciones: el primer domingo del mes de julio. Pero curiosamente se ha dejado en libertad de decisión de unirse a esta homologación a los estados que celebran comicios en el año de elecciones federales. El espíritu que motivó esta reforma fue disminuir la constante tensión política.

Esperemos que en Aguascalientes se aproveche la tranquilidad y relajación de este año no electoral para que se puedan ver con serenidad los pros y los contras para ajustar nuestro calendario electoral junto con otras reformas importantes en materia electoral y política. Lo que sería bueno y realmente significativo es que se empezara a gestar un primer ejercicio de consulta para que la ciudadanía opine directamente; ya son otros tiempos, y no es populismo, es democracia.


Publicado en el diario Aguas (06/03/2008)
Imagen: 2 figuras, Juan Castañeda (2006).

2 comentarios:

JoJosho dijo...

See Here or Here

Akinogal dijo...

This comment has been removed because it linked to malicious content. Learn more.

Follow by Email

Seguidores